Una solución para la disputa sobre el programa nuclear de Irán depende de la disposición de negociación de los países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, dijo este miércoles el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, desde Madrid.

"Hicimos exactamente lo que Estados Unidos quería hacer hace cinco, seis meses atrás. ¿Cuál era el gran problema de Irán? Que nadie conseguía hacer que (...) se sentara en la mesa de negociaciones", dijo Lula durante un almuerzo conferencia en el seminario "Brasil, Alianza para la Nueva Economía Global".

"Ahora depende del Consejo de Seguridad de la ONU sentarse con la disposición de negociar, porque sentarse sin disposición a negociar va a hacer que todo vuelva a cero", sostuvo Lula, según el audio divulgado por la Presidencia de la República.

Los comentarios de Lula, difundidos en Brasil por la Presidencia de la República, surgieron luego de que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China- acordaron este martes un borrador de resolución con nuevas sanciones contra Irán.

La decisión de buscar una cuarta ronda de sanciones fue tomada al día siguiente de que Brasil y Turquía mediaron un acuerdo de canje de combustible nuclear con Irán, con el que buscaban evitar la imposición de sanciones al país.

En virtud del acuerdo, Irán enviará 1.200 kilos de su uranio levemente enriquecido a Turquía y recibirá en canje 120 kilos de combustible para un reactor nuclear para investigaciones médicas localizado en Teherán.

En su discurso en la capital española, a donde asistió para participar en una cumbre de la Unión Europea y Latinoamérica, Lula volvió a defender una reforma de Naciones Unidas (ONU).

"Es necesario cambiar (...) Es necesario tomar en cuenta la existencia de otros continentes", manifestó.