Brasilia. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, evaluará la adquisición de aviones caza para la renovación de la flota de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) después de las elecciones, dijo este martes el ministro de Defensa, Nelson Jobim.

"El presidente desea tomar la decisión aún este año", afirmó Jobim durante el desfile del 7 de septiembre, Día de la Independencia nacional, en Brasilia.

"Después de las elecciones el presidente va a analizar el asunto", agregó. Los comicios tendrán lugar el 3 de octubre.

El año pasado, Brasil abrió un proceso de licitación para la compra de 36 aviones de combate en un acuerdo que podría superar los US$4.000 millones.

Entre los modelos en competencia figuran el Rafale, de la francesa Dassault; el sueco Gripen NG, de Saab; y el F-18, fabricado por la estadounidense Boeing.