Londres. El presidente chileno, Sebastián Piñera, prometió este lunes una seguridad minera más estricta en su país, incluso si ello implica costos adicionales para los dueños, luego del dramático rescate de 33 mineros atrapados en un socavón.

Piñera, disfrutando la atención causada por el rescate mientras visita capitales europeas, dijo que Chile triplicaría el presupuesto de regulación de la industria minera y revisaría las normas.

"Trabajaremos para mejorar nuestras regulaciones laborales (...) con el mismo compromiso y fe con el que trabajamos para salvar a nuestros mineros", dijo en una entrevista con la BBC.

Piñera, un empresario multimillonario conservador que asumió el cargo en marzo, supervisó la operación de rescate de 23 horas de la semana pasada, en la que los mineros fueron sacados uno a uno a la superficie tras dos meses bajo tierra.

Chile lanzó una legislación para mejorar el tratamiento a los mineros y aplicar "estándares de primer mundo" dentro de 90 días, explicó.

El mandatario agregó que Chile ratificará la Convención 176 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que le entrega a los trabajadores de las minas voz sobre asuntos de seguridad.

Chile endurecerá las regulaciones sin importar del costo que eso signifique para la industria minera, declaró.

"Cuando salvas vidas, estás invirtiendo. No hay costo. Por el contrario, si tenemos una cultura real de proteger vidas, nuestra industria minera será mucho más fuerte que si no la tenemos", aseveró.

Piñera dijo que creía que los dueños de la mina donde los trabajadores quedaron atrapados tenían una "gran responsabilidad porque no cumplieron las normas chilenas".

"En todas las minas chilenas necesitas tener una segunda vía de escape. Ellos no la tenían", indicó.

Piñera señaló que el gobierno chileno puede haber incurrido en una negligencia porque no se aseguró de que las normas se cumplieran, aunque agregó que la responsabilidad de ello recaía en la administración anterior.

El líder llevó un pedazo de roca de la mina a la reina Isabel de Inglaterra y al primer ministro David Cameron, con quien se reunirá el lunes. Cameron le entregará a Piñera 33 botellas de cerveza británica, dijo un portavoz.

El presidente chileno también visitará Francia y Alemania esta semana, en una gira por Europa planeada mucho antes del accidente minero.

Sus índices de aprobación llegaron a nuevos máximos en los días posteriores a que los mineros fueran encontrados vivos y fue elogiado por su respuesta a la crisis.

Piñera visitó el domingo el búnker de Londres, donde Winston Churchill lideró la lucha contra el nazismo.