Bogotá. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, admitió este martes la posibilidad de presentar su candidatura para la alcaldía de Bogotá, el segundo cargo político más importante del país.

Uribe entregará el poder el 7 de agosto a su ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos, quien ganó la presidencia el domingo con un arrasador triunfo sobre el candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, al obtener más de 9 millones de sufragios, la más alta votación en la historia del país.

"Me gusta una buena alcaldía de Bogotá, me gusta ver la prosperidad de esta ciudad, me gusta que la administren bien. Una ciudad que me ha albergado con cariño, yo sí que agradezco esas votaciones de Bogotá", dijo el mandatario en declaraciones a la radio local.

Uribe, un abogado de 57 años, dejará la presidencia con la más alta popularidad de un mandatario en la historia reciente de este país de 44 millones exportador de petróleo, carbón, ferroníquel, café y flores.

El mandatario, el más importante aliado de Estados Unidos en América Latina, impulsó desde la presidencia una ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista a la que obligó a un repliegue a apartadas zonas montañosas y selváticas.

La ofensiva permitió reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros, los asaltos a pueblos y los ataques contra la infraestructura económica del país.

Las mejores condiciones de seguridad permitieron aumentar la inversión extranjera y el buen comportamiento de la economía.

Desde la presidencia, Uribe ha apoyado decisivos proyectos de infraestructura para Bogotá como la ampliación de un sistema de transporte masivo por vías expresas denominado Transmilenio y se ha declarado a favor de la construcción de un metro para la ciudad de más de 7 millones de habitantes.