Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, exigió hoy a la liberación de todas las personas que están secuestradas por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en días previos a que se inicien las negociaciones formales de paz entre el gobierno y los rebeldes.

     "Colombia no quiere hablar de secuestro nunca más. Exigimos al ELN la liberación de todas las personas en su poder", señaló el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

     El gobierno del presidente Santos ordenó que para iniciar negociaciones formales en Ecuador, el ELN primero debe liberar al ex congresista Odín Sánchez, secuestrado desde abril pasado por el grupo rebelde y quien se canjeó por su hermano que estaba en poder del ELN, la segunda guerrilla en importancia del país sudamericano.

     Según el Ministerio de Defensa, por lo menos siete personas están en poder del ELN y el pasado fin de semana esa guerrilla liberó a un comerciante que tenía secuestrado.

Las negociaciones entre las partes se iba a iniciar el pasado 27 de octubre en Quito, pero Sánchez no fue liberado como lo había pedido el presiente Santos y las conversaciones quedaron suspendidas.

     Además, el ejecutivo exige "que el perfil de los dos candidatos (jefes rebeldes) a ser indultados, cuyo indulto cumplirá el gobierno, se ajusten a exigencias de la ley colombiana".

     Las negociaciones entre las partes se iba a iniciar el pasado 27 de octubre en Quito, pero Sánchez no fue liberado como lo había pedido el presiente Santos y las conversaciones quedaron suspendidas hasta que el ex congresista sea liberado por parte del ELN.

     Entretanto, la guerrilla del ELN escribió en su cuenta de Twitter que aspiraba que en enero próximo "se flexibilicen las posturas de las partes" para iniciar las negociaciones de paz con el gobierno del presidente Santos.

     "El ELN aspira a que el 10 de enero se flexibilicen posturas de las partes y se llegue a un acuerdo sin imposiciones unilaterales", escribió dicha guerrilla y agregó que "pese al clima difícil y contrario a la paz, acudiremos puntualmente a la cita entre las dos delegaciones, el 10 de enero, en Quito".