Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ordenó este lunes reanudar la negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en un nuevo intento por alcanzar un acuerdo para acabar por completo con un violento conflicto armado de más de medio siglo.

El mandatario había suspendido la negociación en Quito, Ecuador, a finales de enero, después de una escalada de ataques del grupo rebelde contra las Fuerzas Armadas y la infraestructura económica del país.

"Pensando en la vida, en salvar vidas, en lograr una paz completa para Colombia, he decidido retomar los diálogos de paz con el ELN", dijo Santos en una declaración desde la sede de la Presidencia. "Con este fin he dado instrucciones al jefe del equipo negociador, Gustavo Bell, para que viaje a Quito y reactive la mesa de diálogo".

Santos anunció la reanudación del diálogo después de que el grupo rebelde decretó una tregua unilateral que permitió que las elecciones legislativas y las consultas presidenciales del fin de semana transcurrieran en paz.

"Desde que se terminó el cese al fuego bilateral, son demasiado los muertos de lado y lado, demasiado los heridos, demasiado las víctimas, esto es lo que debemos parar, y eso solo se logra hablando", sostuvo Santos.

El gobierno y el ELN, conformado por unos 2.000 combatientes y considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, iniciaron una negociación de paz en Ecuador en febrero de 2017, pero más allá de un cese bilateral de 101 días entre octubre y enero, el proceso no ha tenido logros concretos.

"Demasiados muertos". Después de que expiró la tregua bilateral y el ELN reanudó sus hostilidades se intensificó el conflicto. Los ataques del grupo guerrillero a las Fuerzas Armadas y a la infraestructura económica del país fueron respondidos con bombardeos y ataques a campamentos rebeldes.

"Desde que se terminó el cese al fuego bilateral, son demasiado los muertos de lado y lado, demasiado los heridos, demasiado las víctimas, esto es lo que debemos parar, y eso solo se logra hablando", sostuvo Santos al justificar su decisión.

De acuerdo con estadísticas del Ejército, en los últimos dos meses murieron 19 militares y 34 guerrilleros.

El ELN, que surgió en 1964 inspirado en la revolución cubana y con el apoyo de sacerdotes católicos radicales, anunció que reiniciará la negociación para pactar un nuevo cese al fuego bilateral que permita lograr "una solución política del conflicto" y "unas transformaciones que hagan posible la paz".

Santos firmó en 2016 un acuerdo de paz con la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora convertida en un partido político, pero para acabar por completo la confrontación que ha dejado más de 220.000 muertos en cinco décadas, busca pactar con el ELN.

El grupo rebelde, acusado de financiarse a través de secuestros, extorsión, narcotráfico y minería ilegal, ha buscado la paz en el pasado con otros gobiernos, pero los intentos han fracasado por las posiciones radicales del grupo.