Ciudad de Guatemala.  El presidente del Congreso de Guatemala, Roberto Alejos, y otros cinco diputados renunciaron al partido del presidente saliente Álvaro Colom, luego de que la ex primera dama Sandra Torres se declaró líder de esa agrupación que pasará en enero a ser la principal de oposición.

"Nos despojamos de cualquier bandera política para mantener nuestra lucha y trabajo en el Congreso", comentó Alejos, quien dijo que el grupo será independiente y afirmó no tener "ningún problema" con Torres.

El anuncio de los seis diputados se produjo poco después de que Torres dijera el miércoles en conferencia de prensa que tomaba el timón de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE, socialdemócrata).

"Si (Alejos) tiene un proyecto propio, lo vamos a respetar.

Quien se quiera quedar, aquí estamos dando una demostración de fuerza", dijo Torres, a quien le fue vetada su candidatura presidencial en los comicios generales del 11 de septiembre, pese a que se divorció de Colom para burlar una prohibición constitucional.

La UNE será la principal fuerza de oposición a partir del 14 de enero, cuando asuma la Presidencia el general retirado Otto Pérez, electo el 6 de noviembre.

En los comicios, la UNE obtuvo 48 de las 158 curules, y el partido de Pérez, 57, pero con la salida de estos seis diputados bajará a 42 sillas en el Congreso.

La división en la UNE comenzó a hacerse evidente el 26 de octubre, cuando más del 50% de la veintena de miembros del comité ejecutivo nacional del partido presentó su renuncia, incluido Alejos.

La UNE mantiene una alianza política y legislativa con el partido GANA.