La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y de Panamá, Ricardo Martinelli, son los únicos mandatarios que respondieron al llamado del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, para discutir la despenalización y nuevas formas de combate de las drogas.

La parte inicial del encuentro, en el que expertos internacionales exponen los pro y los contra de la despenalización de las drogas, fue inaugurada por el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, anfitrión y promotor de la reunión.

Abordarían el tema, el expresidente de Colombia, César Gaviria; el asesor en Abuso de Sustancias de la Organización Panamericana de la Salud, Luis Alfonzo; y Luz del Socorro Ramírez, representante del Centro Carter.

Está planificado que al concluir las exposiciones, los mandatarios participantes mantendrán un encuentro privado en el que fijarán sus posiciones respecto a las nuevas estrategias a impulsar para combatir el narcotráfico

El expresidente de Colombia, César Gaviria, el primero en tomar la palabra, dijo que está anuente a abordar la discusión sobre alternativas para combatir el narcotráfico, y aseguró que la política de Estados Unidos en Centroamérica ya no es funcional.

Ausencias. La noche de este viernes la Secretaría de Comunicaciones de la Casa Presidencial de El Salvador, confirmó con un comunicado de prensa que el presidente Mauricio Funes no acudirá a la reunión. En su lugar, viajará el ministro de Justicia y Seguridad, David Murguía.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha manifestado en diversas ocasiones su oposición a la iniciativa del gobierno de Guatemala, lo cual evidencia con su ausencia en la cumbre.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, desistió de participar en la cumbre centroamericana, informó una fuente de la Cancillería.

“El presidente no va, lo representará el designado (vicepresidente) Samuel Reyes, y al canciller Arturo Corrales lo representará la vicecanciller Salomé Castellanos”, dijo a la agencia AFP la portavoz de la Cancillería, Conchita Montoya.

La fuente no dio a conocer los motivos que tuvo el mandatario hondureño para suspender el viaje.