Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó hoy que dejará el gobierno en mayo próximo convencido de haber hecho todos los esfuerzos por sacar adelante al país sudamericano, que este domingo acudió a las urnas para elegir a su sucesor tras una década de gobierno socialista.

"Dejaré el gobierno con la íntima paz de haber hecho todo lo posible por servir a mi pueblo y a la Patria Grande (América Latina), pero también con la ansiedad permanente por lo que falta por hacer", dijo el mandatario en una alocución que realizó durante la ceremonia de inauguración de las elecciones generales.

Correa agregó que deja un país con nuevos liderazgos y anunció que habrá un proceso de transición ordenado con el nuevo gobierno que resulte electo este domingo.

"Entregaremos el gobierno a través de un proceso de transición ordenado, transparente, pacífico, y toda la información requerida no solo de las cuentas fiscales, sino de cada proyecto, los pendientes a atender en los primeros meses de gobierno", apuntó el presidente.

Un equipo de su gobierno ya viene trabajando desde enero pasado en el proceso de transición.

En la jornada electoral de este domingo, más de 12,8 millones de ecuatorianos elegirán además 137 representantes a la Asamblea Nacional (poder legislativo) y cinco parlamentarios andinos.

Además, se realizará una consulta popular sobre paraísos fiscales, propuesta por el gobierno.

La pregunta sobre la que se pronunciarán los ecuatorianos es: "¿Está usted de acuerdo en que, para desempeñar una dignidad de elección popular o para ser servidor público, se establezca como tener bienes o capitales, de cualquier naturaleza, en paraísos fiscales?".

Correa destacó que éstas son las undécimas elecciones a las que acuden los ecuatorianos en la última década durante su gobierno.

"Una verdadera democracia no se reduce a elecciones, la democracia formal se ha consolidado en Ecuador, pero pese a todo lo avanzado en esta década, aún falta mucho por alcanzar la democracia real, que se traduce en justicia, inclusión social e igualdad de oportunidades", expresó.

"Ha llegado la hora en que un pueblo transformado y con la esperanza recuperada se pronuncie sobre su futuro", agregó tras abogar por que los comicios de hoy señale el sendero por donde transitar los próximos cuatro años.

"El destino de la patria está en sus manos", dijo Correa a la población en la apertura de las mesas de votación.

Correa es el presidente que más ha durado en el último siglo al mando de Ecuador, que llegó a tener siete mandatarios entre 1997 y 2007 en medio de una grave inestabilidad política.