El presidente ecuatoriano Rafael Correa informó este sábado que el número de delitos en su país se ha reducido notablemente en lo que va de 2013, entre ellos, los homicidios y asesinatos por debajo del promedio de América Latina.

En su informe sabatino de labores, el mandatario indicó que en 2011, Ecuador registró 15,36 homicidios por cada 100.000 habitantes, cifra que en 2012 bajó a 12,4, y entre enero y febrero de 2013 los casos se redujeron en 19%.

"En 2013 esperamos bajar ese delito a un solo dígito, esperamos acabar en menos de 10 homicidios por cada 100.000 habitantes", dijo el mandatario al difundir estadísticas recientes de la Policía.

"En este delito estaríamos entre los cuatro o cinco países más seguros de América Latina", apuntó.

Correa expuso que "ya en el 2011, Ecuador estaba por debajo del promedio en América Latina que es de 24,4 homicidios (por cada 100.000 habitantes)".

El mandatario comparó que ciudades como Washington y Miami, en Estados Unidos, "tienen tasas de homicidios más altas que el promedio nacional. Entonces, aquí (en Ecuador) se han hecho grandes avances".

Asimismo, el jefe de Estado destacó que seis de un total de siete delitos que tienen que ver con la seguridad ciudadana registran una reducción, de acuerdo con "estadísticas verificadas y con base en las denuncias". Detalló que el robo a personas cayó de 7,1% en 2011 a 4,4% en lo que va de 2013, mientras que el robo a domicilios se redujo 8,9%, al pasar de 1.410 en 2012 a 1.285 en 2013.

Por otra parte, los robos a locales comerciales disminuyeron 6,4%y el robo de vehículos 14,9% y el robo en carreteras 29%.

El único delito que registró un aumento fue el robo de motos que subió 13%, aunque el mandatario cree que la cifra respondería a un aumento de denuncias.

"Hay grandes avances en el sector seguridad, no es fortuito esto", indicó el mandatario tras destacar que ello se debe a las acciones implementadas por el gobierno como el control de armas, que "ha mejorado mucho con el involucramiento de las Fuerzas Armadas".

 "Estamos dando grandes pasos en la lucha contra la delincuencia y vamos a vencer. Aquí va a prevalecer la honestidad, la seguridad ciudadana, los que van a tener miedo son los delincuentes", señaló.

El gobernante recalcó que los avances en el ámbito de la seguridad se han dado gracias a la consulta popular impulsada por el oficialismo y celebrada en 2011 que promovió la reestructuración del sistema de justicia.

"Gracias a la consulta, al sí contundente, en que confiaron en nosotros, se cambió la estructura del sistema judicial. Se ha logrado revertir la profundización de la inseguridad en el país", sostuvo Correa, quien ha reconocido que la seguridad es un desafío para su gobierno.