Según un diario ecuatoriano, el presidente Rafael Correa se encuentra en el hospital Metropolitano tras ser agredido con bombas lacrimógenas al salir de un regimiento de Quito.

Allí el mandatario intentó dialogar con las tropas de policías rebeladas, pero fue rechazado con gritos y agua.

En la ocasión, el jefe de Estado afirmó frente a las tropas: “señores si quieren matar al Presidente aquí está, mátenlo".

Según reportó Canal Uno, el mandatario recibió golpes con botellas, dijo El Universo.

Mientras, la radio Sonorama dijo que el general policial Freddy Martínez también está siendo atendido por una herida en la cabeza.