Quito. El presidente Lenín Moreno estableció desde este lunes un plazo de 10 días a sus ministros para que capturen a alias ‘Guacho’, a quien se atribuye la violencia generada en la frontera con Colombia, que causó la muerte a cuatro militares y a un equipo de prensa ecuatoriano, y que este martes comunicó el secuestro de otras dos personas.

"¿Qué debemos hacer como nación de paz? Luchar, luchar denodadamente por todos los medios y con toda nuestra capacidad hasta derrotarlo y capturar al responsable de esta tragedia, el narcotraficante alias "Guacho", indicó.

"Los ministros encargados de este proceso tienen el plazo de diez días para cumplirlo", añadió, al referirse a una misión que correspondería a los titulares del Interior y de Defensa. 

Más temprano, desde la ciudad de Manta, el mandatario ecuatoriano también concedió un ultimátum de 10 días para que se entregue a la justicia Walter Patricio Arízaga Vernaza, nombre que se atribuye a Guacho.

"Damos 10 días para que se nos entregue al Guacho, a ese criminal inhumano, que se entregue a la justicia o que caso contrario acompañe a nuestros queridos hermanos en su tránsito, pero por supuesto, con diferente dirección. Ha escogido mal el escenario, ha escogido mal el enemigo", sentenció.

"Damos 10 días para que se nos entregue al Guacho, a ese criminal inhumano, que se entregue a la justicia o que caso contrario acompañe a nuestros queridos hermanos en su tránsito, pero por supuesto, con diferente dirección", sentenció Moreno.

En su alocución, anunció que el gobierno hará todo lo que esté a su alcance para no perder ni un solo ecuatoriano más y mañana se conformará una comisión, ante solicitud de transparencia por parte de los familiares del equipo de prensa, que había sido secuestrado el 26 de marzo y 19 días después se confirmó su muerte.

"Procederemos de inmediato a dialogar -mañana mismo- y encauzar este legítimo pedido de conformar una comisión", precisó. Manifestó que "al sinnúmero de actos atroces de corrupción se suman fronteras descuidadas con poblaciones que han sido desamparadas, en zonas marcadas todavía por la exclusión, el abandono, la desidia".

"El terrorismo y el narcotráfico no tienen cabida en el Ecuador que estamos construyendo", indicó.

Expuso que la historia juzgará y señalará si cometen errores, "pero demostrará que siempre dijimos la verdad, porque recibimos positivamente las críticas constructivas. Y jamás podrá decir que hemos cedido ante los corruptos, peor ante los asesinos".

"Y en nombre de: Efraín Segarra Abril, de Paúl Rivas Bravo, de Javier Ortega Reyes, Luis Alfredo Mosquera Boda, Jairon Steeven Sandoval Bajaña, Sergio Jordan Elaje Cedeño y Wilmer Arnol Alvarez Pimentel, encontraremos la fuerza para combatir a los delincuentes", aseveró.

 

Indicó que se hicieron todos los esfuerzos policiales y militares especializados para traer de vuelta al equipo del diario El Comercio secuestrado y fueron detenidas las acciones ofensivas, al tiempo que se abrieron las posibilidades de un acuerdo, en el marco permitido por la ley, e incluso con el apoyo de la Iglesia, pero "no estaba en los planes del narcoterrorismo devolverlos con vida".

Este lunes, los gobiernos de Ecuador y Colombia activaron el mecanismo ‘3+2’ con la participación de los cancilleres y los ministros de Defensa de ambos países y acordaron respaldar las acciones de la Cruz Roja Internacional para recuperar los cuerpos de los comunicadores.

Este martes continúa la reunión de la Comisión Binacional de Frontera (Combifron), en Quito, posteriormente tendrá una sesión en Esmeraldas.