Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que firmará un decreto ejecutivo de Estado de Excepción para afrontar la situación generada por el incremento de la actividad del volcán Cotopaxi.

En su informe semanal de labores, el gobernante indicó que el volcán, situado en la provincia de Cotopaxi en el centro andino de Ecuador, aumentó su actividad en las últimas horas, con flujos piroclásticos y emisión de ceniza en sectores cercanos al macizo y en el sur de Quito, capital del país.

De acuerdo con Correa, firmará el decreto que le permitirá movilizar recursos para afrontar situaciones relacionadas con el volcán.

"Le anuncio al país que en las próximas horas firmaré el decreto" que permitirá "mover recursos de donde sea, excepto de educación y salud, incluso privado" para atender la emergencia.

Correa ordenó la evacuación preventiva de varias comunidades situadas al sur del volcán Cotopaxi.

El volcán puede producir deshielo y lahares, que son flujos de sedimento y agua que se movilizan por las laderas de los volcanes y flujos piroclásticos, que son una mezcla de gases volcánicos calientes, materiales sólidos calientes y aire atrapado, que se mueve a nivel del suelo.

"Todavía no ha pasado nada, no hay lahares, no hay deshielos, pero puede haber", señaló el mandatario quien llamó a la población a mantener la calma.

Correa indicó que el problema está hacia el sur del macizo, el segundo de más altura del país con 5.897 metros sobre el nivel del mar y cubierto de una capa de nieve, que se encuentra activo, pero sin erupcionar.

Por esta razón, ordenó la evacuación preventiva de las comunidades de Mulaló y Lasso, y zonas aledañas a las riberas del río Cutuchi, que atraviesa por la ciudad de Latacunga, capital de la provincia de Cotopaxi.

"Lo primero es guardar la calma", insistió el mandatario al tiempo que anunció que el ministro coordinador de seguridad, Cesar Navas, será la fuente oficial de información sobre la situación del volcán.

Correa señaló que en las próximas horas se considerará si es necesario evacuar otros sectores situados hacia el norte del volcán.

"Tenemos una alerta amarilla (de prevención) en el volcán Cotopaxi", anotó al destacar que el coloso está cubierto de glaciares que pueden deshielarse y generar avalancha, lahares e inundaciones.

"Se tienen identificadas las zonas de riesgo, esto se ha venido socializando hace mucho tiempo, las vías de evacuación para las zonas en peligro, se ha instruido a la gente; así que ha estar muy atentos en caso de que la emergencia suba de nivel", apuntó.

El jefe de Estado agregó que en estos meses se han tomado precauciones, aunque reconoció que en caso de una eventual emergencia puede haber problemas.

"Los daños materiales pueden ser muchos, pero lo más importante, las perdidas en vidas humanas, pueden ser mínimas y ojalá que no existan. Hay que estar listos", subrayó.

Desde junio pasado, el volcán ha presentado anomalías con un incremento en su sismicidad, según el Instituto Geofísico.