El presidente Lenín Moreno dio un plazo de doce horas este jueves en la noche a los secuestradores para que entreguen la prueba de vida de los tres integrantes del equipo periodístico de El Comercio, secuestrados hace 18 días en la zona de Mataje (frontera norte).

Moreno, al borde del llanto, dijo: "Basta ya... Hemos sido siempre un país de paz... No podemos permitir que se juegue con ese que ha sido nuestro bien más preciado... En virtud de la vida, de la respetable vida,  de la querida vida de nuestros compatriotas periodistas, hemos sido tolerantes en el extremo...".

"No va más... Doy un plazo de 12 horas a estos narcos para que nos entreguen la prueba de existencia de nuestros compatriotas. Caso contrario iremos con toda la contundencia, sin comtemplaciones a partir de mañana (viernes), para sancionar a estos violadores de todos los derechos humanos y principios del humanismo y la solidaridad", sentenció el primer mandatario.

"Cuando me llamó el presidente (colombiano Juan Manuel) Santos esta tarde le dije que le solicitábamos que haya acciones contundentes por parte de ellos. Ya basta de contemplaciones le dije... No podemos dejar que ellos (los narcos) nos impongan sus reglas. Vamos a darles la lucha en el escenario que ellos han escogido, en el campo que ellos han escogido y los vamos a derrotar", agregó Moreno.

El anuncio se hizo horas después de que medios colombianos informaran sobre la existencia de unas fotografías de los cuerpos de tres personas.

El presidente debió regresar de inmediato desde Lima, donde participaba en la Cumbre de las Américas.

El anuncio se hizo horas después de que medios colombianos informaran sobre la existencia de unas fotografías de los cuerpos de tres personas.

El primer medio colombiano que lo anunció fue RCN de Colombia, quien informó que a las 13:30 las recibió y que las fotografías las habían enviado a Fundamedios de Ecuador y a la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) de Colombia para que a la vez difundan a las autoridades de ambos países para verificarlas.

En la tarde, el ministro del Interior, César Navas; el ministro de Defensa, Patricio Zambrano, y otras autoridades se reunieron con los familiares de los secuestrados en el Ecu 911.

El equipo periodístico fue secuestrado el pasado lunes 26 de marzo cuando realizaba una cobertura en la zona de Mataje, Esmeraldas, para informar sobre lo que ocurre en la frontera norte donde opera, según las autoridades del Ecuador, un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liderados por alias 'Guacho' a los que se atribuyen varios atentados que cobraron la vida de cuatro infantes de la Marina ecuatoriana. 

Por su parte, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, indicó vía Twitter a su homólogo ecuatoriano que le brinda todo su apoyo, el de las Fuerzas Armadas de Colombia y el del pueblo colombiano. 

Se informó además que a partir de las 06h00 de este viernes se reunirá el gabinete de forma permanente, en la sala de crisis del Ecu 911, en donde también estará presente el primer mandatario ecuatoriano.

Declaración del presidente Moreno. “Queridos ecuatorianos, ¡basta ya! Un sentimiento de ira, indignación, de dolor, de repugnancia acompañan el corazón de todos los ecuatorianos. Hemos sido siempre un país de paz lleno de tolerancia y respeto. No podemos permitir que se juegue con ese que ha sido nuestro bien más preciado.

“En virtud de la vida, de la respetable vida, de la querida vida de nuestros compatriotas periodistas, hemos sido tolerantes y hemos permitido inclusive que se detengan operaciones que anteriormente se han ordenado.

“Hemos estado esperando y haciendo todos los procesos. Y como lo dije en un momento, estaba dispuesto a todos los sacrificios para que nuestros ciudadanos queridos regresen con vida, pero no va más, no va mas queridos compatriotas. Doy un plazo de doce horas a estos narcos para que nos entreguen la prueba de existencia de nuestros compatriotas, caso contrario iremos con toda la contundencia, sin contemplaciones a partir de mañana para sancionar a estos violadores de todos los derechos humanos y de todos los principios de humanismo y de la solidaridad.

“Yo acompaño en el pesar, hemos venido con los familiares de los señores periodistas, en el avión, y he sentido como propio, así como lo sienten todos los ecuatorianos, el pesar inmenso que nos acompaña. Cuando me llamó el presidente Santos por la tarde, le dije que necesitábamos acciones contundentes. Ya basta de contemplaciones, (haremos) acciones contundentes, no podemos dejar que ellos impongan sus reglas, vamos a darle la lucha en el escenario que ellos han escogido, en el campo que ellos han escogido y los vamos a derrotar.

“Señores periodistas, ustedes entenderán mi indignación, entenderán el momento difícil por el cual estoy atravesando como gobernante de los ecuatorianos. Estamos sintiendo como propio el dolor de los familiares, el pesar de que a lo mejor su ausencia sea definitiva. Que Dios nos acompañe queridos ecuatorianos.

“Nosotros necesitamos ese plazo para empezar a tomar acciones, es por eso que doy ese plazo, que damos a ellos para que nos den pruebas de que están con vida. Las acciones periciales de Ecuador y Colombia, si bien es cierto que hay una enorme porcentualidad, pueden ser certeras también, no dan la contundencia. Ustedes entenderán que puede tener una fotografía. Por eso manifiesto que no va más, no va más, ya no va más.

“En el hotel también me visitó el presidente de Perú con el cual hablamos del tema y nos ofreció toda su ayuda. Hemos empezado a recibir todo el respaldo y la solidaridad de los gobernantes del mundo y contamos con todos ellos porque esta lucha no es una de Ecuador, sino de todos.

“(En la frontera) Están uniformados de la Policía y Ejército en la frontera; hemos ordenado que no haya ningún tipo de movilización, vuelvo a recalcar en virtud de anhelar que todavía estén con vida nuestros compatriotas. El plazo empieza a correr desde este momento.

“Los familiares lo saben, por lo menos con los que viajé, lo saben (del plazo). Ustedes entenderán que el pesar con el que viajaban no les permitía ser muy expresivos, pero están de acuerdo".