Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, acumuló un 55% de aprobación al cierre del año, una leve caída frente a diciembre del año previo, aunque la tendencia se ha mantenido en niveles históricos para el país andino, reveló el miércoles un sondeo.

En diciembre del 2010, el nivel de aprobación del mandatario, quien apuntala un plan para instaurar el socialismo en el país, se ubicó en el 56%. Igual nivel se evidenció en noviembre de este año, agregó la firma Cedatos-Gallup.

El presidente ecuatoriano asumió el cargo en enero del 2007 con un nivel de aprobación del 73%, un nivel histórico para un país que vio caer tres mandatarios en la década pasada en medio de revueltas populares.

Aunque los índices han ido bajando paulatinamente, la tendencia mostrada en los cuatro años evidencia un comportamiento histórico para un presidente ecuatoriano.

"Es interesante como a diferencia de otros presidentes, que bajan y siguen bajando, vemos más bien (...) un indicador que permanece prácticamente constante (...)", dijo el presidente de Cedatos, Polibio Córdova, a periodistas.

Una encuesta aplicada por la Corporación Latinobarómetro, publicado por la agencia pública Andes en noviembre, mostró que la popularidad de Correa se ubicó en noviembre en el 64%.

El estudio de Cedatos se aplicó a 2.220 casos en 15 ciudades del país con un margen de error del más menos 3% entre el 12 y 21 de diciembre.

Correa ha impulsado durante su gestión millonarios proyectos de inversión pública en áreas clave como infraestructura, salud, educación, lo que le ha permitido mantener sus niveles de popularidad entre los sectores más desposeídos.

Además ha mejorado un sistema de ayuda estatal directa para ese segmento de la población y ha recorrido en varias ocasiones la nación andina, llegando a sectores donde nunca antes había estado un mandatario.

Analistas señalan que esos niveles de popularidad ayudarán a Correa, quien aún no ha confirmado si se lanzará a la reelección, en los comicios presidenciales previstos para enero del 2013.

Una encuesta aplicada por la Corporación Latinobarómetro, publicado por la agencia pública Andes en noviembre, mostró que la popularidad de Correa se ubicó en noviembre en el 64%.

"Es un reto que lo ha vencido el presidente de mantener su aceptación por sobre los indicadores que han tenido otros gobiernos", agregó Córdova.