Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, designó este jueves a funcionarios de confianza para los puestos clave de su equipo económico, como parte de una amplia reorganización de su gabinete de ministros dirigida a dar continuidad a sus políticas socialistas.

El popular mandatario suele realizar cambios periódicos en el gabinete antes de iniciar un nuevo año, para "oxigenar" a su equipo de colaboradores.

Como ministra Coordinadora de la Política Económica nombró a Jeannette Sánchez, economista formada en Bélgica que supervisaba el área social del Gobierno; mientras que Pedro Delgado, un hombre de confianza con experiencia en el sector bancario, será presidente del Banco Central en reemplazo de Diego Borja.

Además, el presidente puso al joven economista Santiago León al frente del Ministerio Coordinador de la Producción en sustitución de Nathalie Cely, quien fue designada recientemente embajadora en Estados Unidos.

El nombramiento de Cely reflejó la relajación de tensiones con Estados Unidos tras la expulsión en abril del embajador del país norteamericano, luego de que unos cables diplomáticos develados por WikiLeaks sugirieron que Correa estaba al tanto de casos de corrupción.

Esta reestructuración, que afectó a 15 altos cargos públicos, ha sido la mayor que realiza el gobernante desde que asumió el cargo en enero de 2007.

Los cambios también se extendieron al área política con la designación de Betty Tola como ministra Coordinadora de la Política, en reemplazo de Doris Soliz, quien ocupará el Ministerio de Desarrollo Social.

Con los cambios, Correa espera continuar con la aplicación de políticas para implementar el socialismo en el país socio de la OPEP que asegura busca mejorar las condiciones de vida de los pobres y realizar una mejor redistribución de la riqueza.

Millonarios programas sociales le han permitido mantener elevados niveles de popularidad en la empobrecida nación andina y proyectarse hacia la reelección en los comicios de 2013, aunque sus opositores lo acusan de ser un líder autocrático y radical.