Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, se sometió este lunes a una nueva intervención quirúrgica en la rodilla derecha en un hospital público del país, tras dos cirugías previas hechas en Cuba que no aliviaron su dolencia, lo cual no le impide continuar con sus funciones de gobierno.

Correa se realizó una primera operación de la rodilla en Cuba hace un año. En febrero de 2010 viajó nuevamente a La Habana por la misma dolencia.

Durante la operación, que demoró unas dos horas, se implantó una prótesis en la rodilla del mandatario, debido a un desgaste severo en la articulación y dos de los meniscos.

"Todo salió bien", dijo el médico tratante, Pablo Ramos. "Decidimos la colocación de una prótesis total de la rodilla", agregó a periodistas, tras la cirugía.

Correa, un aficionado al ciclismo y al fútbol, permanecerá en reposo durante tres días, no obstante continuará realizando sus actividades de despacho desde la habitación del hospital Carlos Andrade Marín.

Para realizar estas actividades, el presidente, quien se caracteriza por sus largas jornadas de trabajo, ordenó colocar equipos para realizar vídeo-conferencia con sus colaboradores y autoridades.

Correa se realizó una primera operación de la rodilla en Cuba hace un año. En febrero viajó nuevamente a La Habana por la misma dolencia.

En ese entonces justificó sus viajes a Cuba argumentando que en el país no se realizaba ese tipo de intervenciones médicas, pero, según su versión, fue engañado y descubrió que el país cuenta con equipos y especialistas para su enfermedad.