Guayaquil. El presidente Rafael Correa evaluó como positiva a la Ley de Comunicación que cumple el primer año de vigencia en Ecuador y cuestionó las informaciones de la prensa de oposición que tratan de desprestigiar este cuerpo legal.

Durante un conversatorio con periodistas en la ciudad portuaria de Guayaquil, el mandatario destacó que la Ley prohíbe la censura previa, al igual que lo establece la Constitución Política, pero cierto poder mediático trata de posicionar esa idea.

“Manipulan tanto que quieren hacen creer que con la Ley se censura y que se controla la información personal emitida a través de las redes sociales, del internet. Han tenido que mentir para tratar de desprestigiarla”, dijo el Jefe de Estado al cuestionar los informes de cierta prensa local.

El presidente señaló, además, que las únicas sanciones que ha emitido la Superintendencia de Información y Comunicación (Supercom) han sido llamados a rectificar o pedir disculpas por publicar información falsa, pero los medios tratan de posicionar que son “agresiones”.

“Titulan que hay 81 dictámenes de la Supercom y alguien sin mayor información dirá que mandaron a fusilar a los medios. ¿Cuántos medios se cerraron? Lo que pasa es que el poder mediático estaba acostumbrado a hacer lo que le daba la gana”, agregó, al señalar que la sociedad tiene el deber de regular a todo poder, entre ellos el mediático.

El jefe de Estado aclaró que la Ley, aprobada por la Asamblea Nacional hace un año, no es de medios sino de comunicación y que tiene aspectos positivos, como el impulso a la producción y cine nacional, mejoras en salarios y profesionalización de los periodistas, distribución equitativa de frecuencias, entre otros.

En una reciente encuesta a periodistas publicada por diario El Telégrafo, el 75% señala que su trabajo no se vio afectado por la vigencia de la norma, mientras que un porcentaje similar de ciudadanos aprueba este cuerpo legal.