Washington. El presidente Barack Obama, bajo fuego por el alto desempleo en Estados Unidos, incrementó este sábado la presión sobre el Congreso para que apruebe una legislación sobre transporte que según dijo protegería casi 1 millón de empleos en el país.

Obama, demócrata, que dará un discurso este jueves sobre cómo impulsar la contratación y el crecimiento, debe bajar la tasa de desempleo -atascada en 9,1%- para mejorar sus posibilidades de ganar un segundo período presidencial el año próximo.

"Permitir que este proyecto expire sería un desastre para nuestra infraestructura y nuestra economía", dijo el presidente en su discurso semanal por radio, después de un reporte de empleo mensual que mostró que la economía no creó nuevos puestos de trabajo en agosto.

Reiterando un mensaje emitido en el Rose Garden de la Casa Blanca a comienzos de semana, Obama instó a los legisladores a aprobar multimillonarios proyectos de financiamiento temporal para proyectos de aviación y autopistas, o arriesgarse a provocarle más prejuicios a la economía.

"Si se demora por sólo 10 días, perderemos casi US$1.000 millones en financiamiento para autopistas que nunca podremos recuperar. Y si esperamos aun más, casi 1 millón de trabajadores podría estar en riesgo de perder sus empleos en el curso del próximo año", advirtió el mandatario.

Los republicanos dicen que apoyan una extensión del proyecto de autopistas y consideran las palabras de Obama como un modo de desviar las críticas la economía desde la Casa Blanca y dirigirlas al Congreso.

El índice de aprobación de Obama ha caído, después de que pasara julio y agosto luchando con los republicanos para elevar el límite de deuda del país, que resultó en que la agencia Standard & Poor's redujera la calificación AAA de Estados Unidos.

Pero los sondeos muestran que el público estadounidense le tiene menos estima al Congreso.

"Se habla mucho en Washington en estos días acerca de generar empleos. Pero eso no ayuda cuando las mismas personas cambian de parecer y se arriesgan a perder miles de empleos sólo por causa de un manejo político", dijo Obama.

La legislación que autoriza que los impuestos por tickets de aviación paguen por la construcción de aeropuertos bajo la Administración Federal de Aviación expira el 16 de septiembre.

La ley que dirige los tributos de la gasolina para que amorticen garantías de construcción de caminos expira el 30 de septiembre.

Ambas legislaciones deben extenderse para que sigan entregando financiamiento, mientras que los legisladores redactan nuevos proyectos legales para autorizar a los programas en períodos más largos.