La Paz. El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, propuso este domingo a la Cumbre del G77+China trabajar en la construcción de políticas para "vivir bien", como un elemento clave de un nuevo orden mundial.

"Debemos avanzar hacia un nuevo orden donde la gente viva bien. Que ése sea el centro de nuestras políticas para lograr el objetivo, por eso todas nuestras acciones tienen que concentrarse para lograr un nuevo mundo para que la gente viva bien, con justicia, igualdad y dignidad", dijo.

Sánchez Cerén dijo que no deben escatimarse esfuerzos para la construcción de una sociedad más justa que atribuya un lugar privilegiado a la dignidad de todos los seres humanos.

Para lograr el "vivir bien", Sánchez Cerén llamó a superar una serie de retos para conseguir esa meta.

"Para conseguir esos propósitos debe enfrentarse el desafío mundial de erradicar la pobreza sin discriminación para con los países en desarrollo como el fruto de un proceso de negociación de carácter universal", aseveró el presidente.

Consideró que el debate debe tratar las características y necesidades de cada una de las regiones para que se cuente con una agenda adaptada y responda a las realidades.

Hizo ver además la necesidad de considerar "seriamente" el cambio climático como amenaza inminente en los sistemas económicos y sociales de los países del mundo.

"El fenómeno es un obstáculo determinante para el desarrollo de algunas naciones porque causa cuantiosas pérdidas anuales económicas con impacto directo a las poblaciones más vulnerables", señaló.

Expuso además que es preciso considerar el cumplimiento de tareas como el acceso a la educación, la salud y la educación.