El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, consideró  durante la cumbre del G8, que América Latina debe contar con una plaza permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Francia considera que América Latina "debe estar representada de forma permanente en el Consejo de Seguridad", señaló Sarkozy en una conferencia de prensa en el marco de la cumbre del Grupo de los Ocho (G8), citó Dpa.

La incorporación como miembro permanente del Consejo de Seguridad es una insistente preocupación de Brasil que fue puesta en debate por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y que retomó su sucesora Dilma Rousseff ante sus pares de los países más desarrollados.

La demanda brasileña se suma a la de otros países emergentes que abogan por una reforma estructural, no sólo del consejo, sino de toda la Organización de Naciones Unidas para dotarla de mecanismos más representativos de la nueva realidad global y más democratizadores.

Sarkozy también recordó que su país cedió un cinco por ciento de votos en el FMI a favor de los países emergentes, situación que destacó en medio de las negociaciones por la designación del nuvo director del Fondo Monetario Internacional, cargo que podría recaer en la ministra de Finanzas de París, Christine Lagarde.

El presidente francés también subrayó que el G8 no decidirá sobre la sucesión en el FMI.

"El G8 no es el liderazgo del mundo", señaló y reiteró que en el organismo "se debe proceder de forma unilateral" para elegir a quien sustituya a Strauss-Kahn.