Santiago, Xinhua. El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, llamó este lunes la atención sobre 49 millones de personas que sufren hambre en América Latina y el Caribe, en lo que constituye "un reto clarísimo" para lograr en 2025 una zona libre de este flagelo.

Al intervenir en la cumbre de Comunidades de América Latina y el Caribe (Celac) en Santiago de Chile, Pérez Molina saludó no obstante "el reconocimiento del Fondo de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) al señalar que América Latina y el Caribe ha sido la región que más ha avanzado en el mundo en derotar el hambre"

"Sin embargo aún hay 49 millones de personas en nuestro continente que padecen hambre. Son un reto clarísimo para todos los presidentes y para todos los que estamos en este esfuerzo y en esta lucha para que logremos tener una América Latina y el Caribe sin hambre en 2025", agregó.

Pérez Molina y su colega de Costa Rica, Laura Chinchilla, coincidieron en otro tema sobre la necesidad de "encontrar nuevas rutas que sean eficientes para luchar en contra de este flagelo que nos ha afectado a todos, que es el narcotráfico".

Chinchilla señaló que los países de Latinoamérica y el Caribe" debemos aunar esfuerzos para combatir los altos niveles de violencia,el crimen organizado, el narcotráfico y el comercio ilegal de armas"

"Basta ya de luchar contra los flujos de ilegalidad que van del Sur al Norte. Hay que enfrentar los que van del Norte al Sur", indicó al aludir a la flujo ilegal de armas, como uno de los factores de los altos de niveles de violencia en la región.

La mandataria de Costa Rica aprovechó la ocasión de refrendar su compromiso con Celac, instancia de la cual formará parte de la troika, junto a Chile y Cuba, que asumirá esta jornada la presidencia pro témpore del organismo.