El presidente de Haití, Michel Martelly, indultó a 105 presos detenidos en una docena de cárceles del país, según anunció el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública en un comunicado.

El indulto presidencial, contenido en dos decretos, establece además la reducción de la pena a 15 años de seis haitianos que habían sido condenados a cadena perpetua.

El año pasado, la Plataforma de Organizaciones Haitianas de Derechos Humanos denunció la "inseguridad jurídica constante, evidente sobre todo en las cárceles y en el grave funcionamiento de la policía y del sistema judicial, en el que casi el 70% de los reos se encuentran en detención preventiva prolongada, algunos desde hace varios años".

La entidad también señaló que la mayoría de los crímenes no han sido castigados aún por el Poder Judicial.

En enero del 2010, pocos días después del terremoto que causó la muerte de 222.570 personas, el entonces presidente de Haití, René Préval, informó que debido al sismo, 3.000 presos huyeron sólo de la cárcel de Puerto Príncipe.

Otros organismos dijeron que el número de reos prófugos llegaba a 6.000, muchos de ellos condenados a largas penas. Pero en febrero, el comisionado de la Misión de la ONU para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), Gerardo Chaumont, dijo en Santo Domingo que las fuerzas de paz y la Policía Nacional haitiana habían reapresado a más de 5.000 fugitivos.