Puerto Príncipe. El presidente René Préval rechazó este miércoles las propuestas del Senado de Estados Unidos para las próximas elecciones en Haití y dijo que una de ellas podría incluso sembrar "anarquía" en el país caribeño, que aún se recupera de un devastador terremoto. 

Préval, quien anteriormente esta semana fijó el 28 de noviembre como la fecha para las elecciones presidenciales y legislativas, respondió a un reporte emitido en junio por el senador Richard Lugar, republicano de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

El reporte sugiere que Preval permita que los socios internacionales de Haití ayuden a reestructurar el Consejo Electoral Provisional de ocho miembros, que ha sido acusado de ser parcial y de intentar ganarse el favor del presidente.

También pidió arreglos para garantizar la participación de facciones dentro de un partido opositor leal al exiliado ex presidente Jean-Bertrand Aristide, al que se le impidió participar en las elecciones legislativas de 2009 debido a una disputa sobre listas de candidatos rivales.

Hablando en una conferencia de prensa afuera del alguna vez adornado palacio nacional, que resultó gravemente dañado durante el terremoto del 12 de enero en Haití, Preval dijo que las propuestas de Lugar son "inaceptables".

"No puedo crear un consejo electoral en consultas con socios internacionales. Yo no formo un consejo electoral con socios internacionales. Yo formo el consejo electoral con socios nacionales", declaró.

Él también rechazó la petición de Lugar sobre la participación de elementos dentro del popular partido Fanmi Lavalas de Aristide en las próximas elecciones, diciendo que el partido había sido correctamente excluido de las elecciones del año pasado luego de que facciones rivales de Lavalas presentaron listas de candidatos diferentes.

"Si vamos a fortalecer a los partidos políticos, no podemos reconocer a facciones que existen dentro de ellos, a menos que esas facciones se transformen en partidos políticos a través de los canales legales", afirmó Préval.

"¿Cómo puede un partido político presentar a cuatro o cinco candidatos bajo el mismo lema y por el mismo cargo?", preguntó. "Eso es anarquía", dijo.

Préval ha negado reiteradamente las acusaciones de que escogió personalmente a los actuales miembros del consejo electoral y de que los controla tras bambalinas.

Las elecciones generales de Haití debían realizarse originalmente el 28 de febrero, pero fueron pospuestas por el terremoto que según funcionarios de Gobierno dejó hasta 300.000 personas muertas y más de 1,5 millones de sobrevivientes en campamentos atiborrados dentro y en los alrededores de la capital, Puerto Príncipe.

En marzo, donantes internacionales comprometieron US$10.000 millones durante 10 años para la reconstrucción. Pocos trabajos de reconstrucción han comenzado hasta el momento. Más de un millón de personas aún vive en campamentos improvisados, mientras la temporada de huracanes del Atlántico amenaza al país con otro posible desastre natural.

El sucesor de Préval debía asumir el cargo el 7 de febrero de 2011, pero legisladores votaron recientemente para permitir que Preval permanezca en su cargo hasta el 14 de mayo si acaso surgen imprevistos en el proceso electoral y demoras en el traspaso de poder.

La elección costará US$29,6 millones, de los que el gobierno haitiano se comprometió a entregar US$7 millones. El resto sería aportado por donantes internacionales.