El presidente Juan Orlando Hernández lanzó en las últimas horas una advertencia a las bandas criminales que operan en Honduras, principalmente del narcotráfico, y aseguró que confiscará hasta el último de sus bienes malhabidos.

"De cada dólar, cada carro o cada cosa, vamos a andar detrás de ello porque lo han comprado con dinero ilícito", dijo Hernández durante la entrega de fondos para la reparación del centro penal en Danlí, El Paraíso, al este de Honduras.

“A los delincuentes se les acabó la fiesta. Este país que ha sido invadido por narcotraficantes, por gente del crimen organizado internacional, no tienen espacio ni van a tener una vida tranquilo, así que mejor o se van o se entregan, pero que nos dejen en paz", insistió.

El mandatario enfatizó en que los bienes decomisados al narcotráfico servirán para apoyar obras sociales, "que buscan recuperar la paz y la tranquilidad del pueblo hondureño".

"A los delincuentes se les acabó la fiesta, o se van, o se entregan, pero lo que buscamos es que nos dejen en paz", remarcó.

Hernández entregó 600 mil lempiras (US$28.563) al gobernador político de El Paraíso, José Antonio Urrutia, para la reparación de la cárcel en la Ciudad de las Colinas. “Un alto funcionario de Estados Unidos, que debe de estar bien informado al respecto, dijo que estaba impresionado por la labor que se hace en seguridad. Eso quiere decir que estamos en el camino correcto y que Honduras está cambiando”, sostuvo.

Leer más en: http://www.elheraldo.hn/inicio/715861-331/honduras-ha-sido-invadido-por-...
Síganos en: www.facebook.com/diarioelheraldo y @diarioelheraldo en Twitter