El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, dijo este sábado que está satisfecho con el trabajo realizado en seguridad, pues el director de la Policía Nacional, Juan Carlos Bonilla, le salió "tigre y no gato", en alusión al sobrenombre del jefe policial.

"Hoy sí tengo esperanza porque el tigre no me salió gato, me salió tigre”, expresó Lobo Sosa al referirse al director de la Policía Nacional hondureña.

Las declaraciones las giró en conferencia de prensa al finalizar la entrega de más de 500 titulos de propiedad en el departamento de Choluteca, al sur de Honduras.

Además, anunció que a partir del mes de agosto se instalará un call center para que la ciudadanía pueda interponer sus denuncias sin necesidad de tener un contacto directo con la Policía a través del 199.

El call center contará con tecnología de última generación y el personal calificado para dar mayor respuesta a la ciudadanía en materia de seguridad, explicó Lobo.

Asimismo, Casa Presidencial confirmó que Lobo Sosa viajó este sábado en compañía de su esposa, la primera dama Rosa Elena de Lobo y sus hijos, Ambar, Said y Luis Lobo, a Estados Unidos.

La familia presidencial abordó el vuelo comercial que los trasladó hasta EE.UU. en el aeropuerto Toncontín, en la capital de Honduras.

Lobo retornará al país a mediados de la próxima semana.