Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, atribuyó este jueves a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) la situación del país ante la Organización de Estados Americanos (OEA) a un año de su gobierno.

En una amplia comparecencia ante la prensa, el titular del Poder Ejecutivo lamentó que en la CSJ no haya voluntad para ayudar a Honduras a través de la anulación de los juicios que hay en contra del ex presidente Manuel Zelaya.

Lobo Sosa afirmó que los juicios deben ser quitados de en medio para agilizar el retorno de Honduras a la OEA, pues sostuvo "que son juicios que tienen vicios de nulidad terribles".

"No hay voluntad de ayudar a Honduras a sacar esos dos juicios, yo he hecho todo lo que he podido para que eso se quite de en medio; otra cosa que nos afectó mucho es un caso de unos jueces que fueron separados de sus cargos, entonces eso nos ha afectado mucho, prácticamente es de los problemas que estamos cargando todavía con ellos", dijo el mandatario.

Lobo sostuvo que espera que "Dios ilumine la mente de los que tienen en sus manos el quitar todos los obstáculos que tenemos aún y que entiendan que el 2009 era un gobierno y que el 2010 hay otro gobierno que tiene un mandato del pueblo hondureño y que el deber es quitar los obstáculos para que nos reconciliemos todos los hondureños".

Zelaya es acusado por desviar recursos del Estado durante su administración al frente de la presidencia de República.

"Yo no quiero ver a un ex presidente preso a un ex militar preso porque nada de eso contribuye a que nos unamos. Es necesario que saquen eso porque seguimos viendo al pasado y Honduras necesita que miremos adelante", dijo.

El presidente también anunció a la prensa que la próxima semana se reunirá con los magistrados de la Corte Suprema de Justicia para plantear una mayor comprensión en cuanto a los pasos que se necesitan para "enterrar el pasado y mirar hacia adelante" por el bien de Honduras.

"A veces siento que no hay una conciencia clara de lo que está viviendo Honduras y de lo que se vivió en 2009, este es un nuevo gobierno y yo he reiterado que el objetivo mío es la paz y la reconciliación entre todo", subrayó.

Seguridad. En su comparecencia, el gobernante también dijo que "se del esfuerzo que está haciendo el ministro Álvarez, igual que Calidonio, Romero Luna, Muñoz Licona; se la ayuda que reciben de las Fuerzas Armadas, claro, tiene que haber una relación bien coordinada en todos los operadores de justicia porque, por ejemplo, si la Policía detiene a un ciudadano en posesión de armas de grueso calibre, la Fiscalía presenta la acusación y el juez libera, entonces tenemos un problema de descoordinación que no debe seguir o no debe ser".

El mandatario anunció, además, que se reunirá con las autoridades de Guatemala y El Salvador para coordinar a nivel del triángulo norte una estrategia regional de seguridad que permita enfrentar el crimen organizado y el narcotráfico en la zona.

El mandatario dijo que en marzo se espera la llegada del secretario general de la Organización Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, a Guatemala, donde se analizaría el tema de la instalación de una comisión contra la impunidad en Honduras.

"Nos reuniríamos ahí en el marco de mantener la petición nuestra de la instalación de una comisión como la CICIG (Comisión Internacional Contra la Impunidad) de Guatemala, para los temas que tienen que ver con la seguridad, igual que con los derechos humanos, también igual que el tema del comportamiento judicial, cuando se dan estos temas", afirmó Lobo.

El titular del poder Ejecutivo reiteró que no existe ninguna política de Estado orientada a violentar los derechos humanos en Honduras y aseguró que se mantienen los procesos de investigación sobre los asesinatos cometidos contra periodistas.

El gobernante reveló que el gobierno de Estados Unidos ha confirmado el envío de un consejero policial experto en investigación y un consejero fiscal para reforzar las investigaciones sobre los crímenes contra periodistas y además sobre posibles violaciones a los derechos humanos en Honduras.

"Hoy (ayer) recibí comunicación del departamento de Estado y nos van a dar una fuerza de trabajo que se va a crear conjuntamente con el fiscal general del Estado, el poder judicial, y que la intención de esta fuerza que es parte del Ejecutivo es que se investigue los asesinatos de los periodistas; nos interesa que sepan que tenemos voluntad porque necesitamos ayuda externa. Nos ha dado Estados Unidos un consejero policial que es un experto en investigación y nos han dado también un consejero fiscal que es experto en estos temas, ellos vendrán a ayudarnos y reforzarnos en las investigaciones, igual que la judicialización de estos temas", apuntó.