El presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, saludó este miércoles la iniciativa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y de un grupo de senadores para impulsar una reforma migratoria, indicó la Casa de Gobierno.

Obama presentó al senado una reforma integral del sistema de inmigración de ese país, la cual abriría la posibilidad de un proceso para la legislación de inmigrantes indocumentados.

El presidente hondureño califica estos esfuerzos como "muy esperanzadores para miles de compatriotas hondureños que emigraron a la nación del norte en busca de nuevas oportunidades".

Agregó que "con su trabajo, talento y determinación se han abierto paso en un país con una cultura e idioma diferentes al nuestro y a cuyo desarrollo han hecho una importante contribución".

Según Lobo, "la reforma abrirá un camino para la regulación migratoria de nuestros compatriotas en Estados Unidos y acercará aún más a nuestras dos naciones y consolidará, no sólo nuestra amistad, sino también los sólidos lazos de hermandad entre nuestros pueblos".

En Estados Unidos viven legal e ilegalmente alrededor de un millón de hondureños.