La Habana. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, dijo este jueves que se alegró al ver al líder cubano Fidel Castro "sano y salvo" tras reunirse con él durante una breve visita a la isla, en momentos de tensión con Occidente por el programa nuclear del país islámico.

Ahmadinejad fue despedido en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana por el presidente cubano Raúl Castro, con quien también sostuvo encuentros en los que dialogaron sobre "el excelente estado" de las relaciones bilaterales.

"Hemos mantenido buenísimas reuniones con el comandante Fidel Castro, hablamos muchos temas, ha sido motivo de gran alegría para mi verle al Comandante Fidel sano y salvo" dijo Ahmadinejad a periodistas al concluir su visita de un día.

"Vemos que él persigue todos los asuntos nacionales y temas mundiales por detalle, con mucho gusto", agregó el líder iraní antes de partir hacia Ecuador, la última parada de una gira por cuatro países de Latinomérica críticos de la política capitalista y de Washington.

La salud de Castro ha sido un tema recurrente en medios y redes sociales ante la falta de apariciones públicas del líder, quien dejó la presidencia en el 2008 a manos de su hermano Raúl luego de someterse a varias cirugías por una enfermedad intestinal que lo tuvo al borde de la muerte.

La reunión de Ahmadinejad y Fidel Castro duró una dos horas, afirmó Raúl.

"Le pregunté anoche (a Ahmadinejad) que quien habló más y me dijo que Fidel habló más", dijo sonriendo. "Es una muestra de que (Fidel Castro) está muy bien, realmente esta muy bien", agregó.

El recorrido de Ahmadinejad incluyó también a Venezuela y Nicaragua y se da luego de que Estados Unidos impusiera nuevas sanciones que dificultan a la mayoría de los países comprar petróleo iraní.

Europa podría lanzar a fines de mes medidas similares.

Pero Irán amenazó con cerrar el Estrecho de Ormuz, el cruce más importante del mundo para el transporte del petróleo, si las sanciones afectan sus exportaciones de crudo.

Tensiones. Las tensiones entre Irán y Occidente crecieron aún más el miércoles, después que Teherán culpó a agentes israelíes y estadounidenses de la muerte del científico nuclear iraní, Mostafa Ahmadi-Roshan, de 32 años, tras explotar una bomba magnética en el auto que viajaba.

Ahmadinejad no respondió preguntas sobre la muerte del científico iraní ni se refirió a las sanciones recientes impuestas por Washington, pero algunos de estos temas estuvieron en la agenda oficial.

"Raúl y Ahmadinejad ratificaron el compromiso de ambos países con la defensa de la paz, el Derecho Internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas y con el derecho de todos los Estados al uso pacífico de la energía nuclear", dijo el diario oficial Granma, en una breve nota.

"Reafirmaron su oposición a la aplicación de sanciones económicas unilaterales", agregó.

Irán y Cuba están incluidos en la lista de Estados Unidos de patrocinadores del terrorismo. Las relaciones diplomáticas entre ambas naciones datan de 1975.

Al inicio de su visita el miércoles, la segunda que realiza a la isla, el líder iraní dijo en una conferencia en la Universidad de La Habana que el capitalismo está "en un callejón sin salida" y pidió "un nuevo orden futuro del mundo".

"Vamos a dar seguimiento a todos los asuntos pendientes en lo que respecta a los asuntos económicos, en las inversiones, en el comercio", dijo Ahmadinejad a periodistas.

"Nuestra posiciones, versiones, interpretaciones son iguales, muy cercanas", indicó.