Pasar al contenido principal
Presidente de Italia inicia consultas sobre nuevo gobierno
Domingo, Noviembre 13, 2011 - 09:32

Apenas unas pocas horas después de que Roma iniciara celebraciones espontáneas en las calles por la salida del Berlusconi, el presidente Giorgio Napolitano se reunió con los líderes de ambas cámaras de Parlamento.

Roma. El jefe de Estado italiano inició este domingo las consultas para nombrar a un gobierno de emergencia, el cual sucederá al saliente primer ministro Silvio Berlusconi y buscará aliviar la crisis que llevó a la tercera economía de la zona euro al borde del desastre financiero.

Apenas unas pocas horas después de que Roma iniciara celebraciones espontáneas en las calles por la salida del Berlusconi, el presidente Giorgio Napolitano se reunió con los líderes de ambas cámaras de Parlamento.

Las consultas continuarán hasta cerca de las 1700 GMT, luego de lo cual se espera que Napolitano solicite al ex comisario de la Unión Europea Mario Monti que intente formar un gobierno de tecnócratas antes de la apertura de los mercados financieros el lunes.

Berlusconi tuvo que encarar un coro de abucheos e insultos cuando era conducido hacia el Palacio Quirinale para presentar su renuncia a Napolitano.

La multitud fue creciendo paulatinamente después de que el Parlamento aprobó una nueva ley de presupuesto por la tarde del sábado, despejando el curso para que Berlusconi cumpliera con su promesa de dejar el gobierno tras no conseguir una mayoría legislativa en una crucial votación el martes.

Luego de semanas de incertidumbre política y crecientes llamados de sus socios internacionales para que controle su enorme carga de deuda, los costos de crédito de Italia llegaron a niveles casi inmanejables esta semana, amenazando a Europa con un nuevo colapso financiero.

Monti, nombrado senador vitalicio esta semana, se reunió el sábado con el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y con políticos de varios partidos italianos al comienzo de los preparativos para la transición incluso antes de la renuncia formal de Berlusconi.

Hasta el momento no ha sido nombrado oficialmente primer ministro pero recibió el apoyo de grupos de oposición y la aceptación, bajo condiciones, del partido de centroderecha de Berlusconi, PDL, luego de que fueran superadas las objeciones de varias facciones políticas.

"Al final prevaleció el sentido de responsabilidad", dijo Mario Baccini, un legislador del PDL. El político afirmó que el partido apoyaría al gobierno de Monti siempre y cuando se apegue a las reformas acordadas por la saliente administración con la Unión Europea.

Con las próximas elecciones previstas para el 2013, el nuevo gobierno de tecnócratas podría tener un plazo de hasta 18 meses para aprobar las severas reformas en el Parlamento, pero de todas formas tendrá que conseguir una mayoría legislativa y podría caer antes de finalizar su mandato.

Autores

Reuters