El presidente de la asamblea nacional, René Núñez, justificó las violentas reacciones de parte de simpatizantes del presidente Daniel Ortega diciendo que las violentas jornadas formaban parte de "la justa ira del pueblo".

En conferencia de prensa, Núñez señaló que "una oposición irresponsable ha desatado la justa ira del pueblo" y señaló que la sesión realizada por 47 diputados representantes de bancados opositoras en un hotel de Managua es "ilegal", de acuerdo a lo informado por laprensa.com.ni 

La autoridad se negó a argumentar su punto de vista e insistió en que se debe legislar en la sede de la asamblea nacional.