Los compromisos asumidos por Honduras ya fueron cumplidos para lograr su reincorporación a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Este es el criterio de Jorge Rivera Avilés, presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). "Desde mi punto de vista ya se han cumplido todos los requerimientos para que Honduras esté en la OEA", expresó.

"Creo que Honduras ya debe ser reintegrada sin mayores condiciones", añadió.

A su juicio, el gobierno de Porfirio Lobo Sosa ha hecho "enormes esfuerzos y ha atendido muchos requerimientos internacionales".

Detalló que Honduras cumplió con aspectos como la reconciliación nacional, instaurar un gobierno de integración y unidad, respeto a los derechos humanos, comparecencia ante organismos internacionales para rendir cuentas e instalación de la Comisión de la Verdad, entre otras actividades que se han conocido desde que Lobo Sosa tomo posesión de la Presidencia de la República.

Algunos requerimientos están implícitos en el Acuerdo Tegucigalpa/San José. Sin embargo, el titular del poder Judicial lamenta que, en la medida en que Honduras se esfuerza por cumplir los requisitos para ser reinsertada en el organismo hemisférico, se le exige más.

Una de estas exigencias es la anulación de las dos acusaciones incoadas en contra del ex presidente Manuel Zelaya, que no consta en ningún acuerdo.

Al respecto, Rivera Avilés expuso que se han adoptado resoluciones sin presiones, entre ellas que los juicios por corrupción continúan, así como la revocación de las órdenes de captura.

"Él (Zelaya) puede retornar en cualquier momento, él no tiene ninguna orden de captura vigente", recalcó.