México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, lamentó que la detención del candidato a gobernador de Quintana Roo, Gregorio Greg Sánchez, genere tensión política.

El mandatario afirmó que “la obligación de la autoridad es actuar conforme a la ley, y que la Procuraduría General de la República (PGR) no puede hacer distingos por excepciones o razones de carácter electoral o político, sino actuar en todos los casos donde haya evidencias, sea de crimen organizado, lavado de dinero, o de cualquier otra acción que esté penalizada por ley”.

Aclaró que la detención “de ninguna manera tiene fines de carácter político, incluso, lamento que esto pueda generar una tensión de carácter político, una probable confrontación entre los partidos políticos. Lo lamento en serio”.

Agregó que la Procuraduría continuará actuando en todos los casos en los que tenga pruebas de presuntos ilícitos sin consideraciones de tipo electoral, dijo El Universal.

“En el caso de Gregorio Sánchez como cualquier otro, la acción de la PGR está debidamente fundamentada en la ley y orientada a fortalecer el Estado de Derecho”, dijo.

En este sentido, indicó que la aprehensión del alcalde de Cancún “obedece a evidencias, indicios y testimonios que obran en poder de la autoridad y que fundamentan los cargos por los cuales ha sido acusado”.

Destacó también que “tengo entendido que en los mejores términos se puso en conocimiento de la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática esa preocupación por parte de las autoridades, precisamente para evitar que fuera interpretado de una manera distinta a la aplicación de la ley que, pues es fundamentalmente la obligación del Estado”.