Manuagua. Pese a las acusasiones relevadas por WikiLeaks, que involucran al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, de recibir dinero a causa del narcotráfico, el mandatario caribeño manifestó su disposición por mantener la cooperación con Estados Unidos en temas de intereses comunes.

Pese a los polémicos cables desclasificados, el jefe de gobierno reafirmó que la relación con Estados Unidos es "de respeto, de colaboración, e intercambio".

Al mismo tiempo, reconoció que existen ciertas "discrepancias" con el país norteamericano, no obstante, aclaró que durante los últimos cuatro años han trabajado de manera conjunta en aspectos comerciales y también para derribar el narcotráfico.

"No es fácil construir esta relación con Estados Unidos sabiendo que hay fuerza reaccionarias" que no quieren a los sandinistas desde la revolución que encabezaron de 1979 a 1990, recordó Ortega, según publicó el diario El Universal.

Aunque "las relaciones son complejas, indiscutiblemente" con Washington, el gobierno sandinista decidió comunicarse con la Casa Blanca después del escándalo para expresarle la voluntad de "trabajar en una agenda común", concluyó el mandatario nicaraguense.

Los mensajes diplomáticos que revela WikiLeaks acusan a Ortega de aceptar sobornos de narcotraficantes y recibir "maletas llenas de dinero" por parte de Venezuela.