El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, presentó una demanda civil contra el vicepresidente Juan Carlos Varela, a quien acusó de injuria por los señalamientos que ha hecho en contra del mandatario sobre su vinculación en presuntos casos de corrupción.

Martinelli sostuvo que no está demandando en calidad de presidente de Panamá, sino como un ciudadano más que siente agredido por parte de otro panameño.

Ricardo Martinelli le otorgó asilo al directivo de diario El Universo, Carlos Pérez Barriga, quien perdió el juicio por injurias entablado por el presidente ecuatoriano Rafael Correa.

“Acabo de darle asilo a periodista del Diario El Universo Carlos Perez Barriga (sic) multado con 3 años de carcel (sic) y 40 millones de multa en Ecuador”, dijo en ese entonces el primer mandatario panameño en su cuenta oficial de twitter @rmartinelli.

El recurso fue interpuesto el jueves ante el Juzgado Décimo Séptimo de Circuito, Ramo Civil, de Panamá.

Martinelli exige una reparación de "30 millones de dólares", que fue la cifra citada por el vicepresidente al acusar al presidente de haber recibido un soborno del italiano Valter Lavítola a cambio de un contrato para construir cárceles, explicó el abogado del mandatario, Rosendo Rivera.

"Luego de que ganemos el juicio", los treinta millones exigidos "serán donados a unas fundaciones" aún por determinar, afirmó el abogado.

El presidente argumentó que "a mí se me ha calumniado, se me ha injuriado y yo quisiera que las instancias legales resuelvan estos casos, que no se resuelva vía medios de comunicación social sino a través de instancias legales", y agregó "ya estamos terminando esta telenovela".

Por su parte, el vicepresidente Juan Carlos Varela respondió que "a mí nadie me va a intimidar, ni me va a desviar de defender los intereses del pueblo panameño".

"Seguiré adelante, y el presidente lo que debe (hacer) es preocuparse por los problemas que afectan a la población", reiteró.

El vicepresidente se reunió con diputados y abogados que evalúan el contenido de la demanda para determinar las acciones a seguir.

Este jueves el presidente Ricardo Martinelli instó a Varela a que presentara su renuncia y se dedique a hacer oposición. Varela ha acusado a Martinelli de estar involucrado en hechos de corrupción.

Además, aambos se acusan mutuamente de ser amigos del empresario italiano Válter Lavítola, procesado en Nápoles junto a la empresa Finmeccanica por corrupción internacional.

Esa firma vendió a Panamá 19 radares, seis helicópteros y un mapa digital por US$250 millones  y se sospecha hubo una enorme sobrefacturación, pago de coimas y compromisos de beneficiar a la empresa con nuevos contratos en el país.

Lavítola, un cercano colaborador del exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi, está detenido en Italia y es investigado por un caso de corrupción internacional, porque supuestamente pagó comisiones a altos funcionarios panameños a cambio de millonarias contrataciones, algo que ha negado Panamá.