Tegucigalpa. Centroamérica alzó de nuevo su voz para que Honduras vuelva a formar parte de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pidió este sábado, en la XX Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de gobierno que se realizó en Mar de Plata, Argentina, apoyo a la incorporación de Honduras a la OEA.

Martinelli expresó que no se debe seguir castigando a Honduras, una de las naciones con los mayores índices de pobreza en el continente, por los hechos suscitados en el 2009.

El mandatario centroamericano lamentó la ausencia de Honduras en la Cumbre en la que 22 naciones y 16 presidentes acordaron defender la democracia y “cortar todo tipo de vinculación con un estado miembro donde se intente o logre destruir la democracia”.

Entre tanto, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, exhortó a los países iberoamericanos a evitar trasladar a las familias más humildes de Honduras la condena y el rechazo por los acontecimientos del 28 de junio, luego de la salida del ex presidente Manuel Zelaya, quien fue destituido por violar la Constitución y otras leyes.

Funes planteó ante los miembros de la XX Cumbre Iberoamericana la necesidad de revisar la Carta Democrática de la OEA, a la vez que abogó por una solución inmediata al conflicto fronterizo entre los vecinos de Costa Rica y Nicaragua.

Este viernes, también, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, abogó por que Honduras “se incorpore plenamente en todos los foros regionales existentes”.

La presidenta centroamericana dijo respetar la decisión de Argentina de no invitar al presidente de Honduras, Porfirio Lobo, por considerar junto a los países chavistas que fue electo en comicios ilegítimos, pero aclaró que esa “no es una posición compartida por otros países de la región” y que Honduras “es parte del sistema de integración centroamericana”.

“El mismo pueblo hondureño buscó una salida institucional, decidieron convocar a elecciones abiertas (...) con altísima participación, y eligieron un mandatario que tiene legitimidad”, afirmó la presidenta costarricense.

Reconocimiento. Pese al boicot que vienen haciendo contra Honduras los países miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), este viernes el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) readmitió como miembro a Honduras, durante una asamblea ordinaria celebrada en Panamá.

Tras un intenso debate y con 135 votos a favor y 53 en contra, los diputados decidieron apoyar la propuesta hondureña de readmisión en el foro, un año después de ser suspendida tras los acontecimientos del 28 de junio de 2009 que dejaron fuera a Zelaya por pretender derogar la Constitución.

“La reintegración de Honduras nos alegra mucho y esperamos acompañar con más fuerza todavía el proceso de recuperación democrática de Honduras. El Parlamento hondureño tiene que jugar un rol fundamental en garantizar los derechos de las personas”, dijo Jorge Pizarro, presidente del Parlatino.