Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, completó este martes la renovación de su alto mando castrense al cambiar al comandante de las Fuerzas Militares, un día después de anunciar nuevos jefes de las tres ramas de la fuerza armada dentro de un reordenamiento habitual antes de los ascensos.

El mandatario designó al general Felipe Benicio Melgarejo como nuevo comandante de las Fuerzas Militares, en reemplazo del general Oscar Velázquez, en el cuarto cambio desde que Lugo asumió el cargo hace poco más de dos años, informó una fuente castrense.

Melgarejo se desempeñaba como jefe del gabinete militar de la presidencia y pasará a ocupar ahora el cargo más importante en las fuerzas armadas después del que ejerce el presidente de la República.

Diversas interpretaciones. Lugo dijo en un discurso que los cambios son rutinarios y responden a "la sencilla necesidad de promover a sucesivas remesas de oficiales superiores".

Analistas coincidieron en que la renovación responde a un reordenamiento en las antigüedades que se tienen en cuenta para determinar los ascensos, aunque opositores al Gobierno dijeron que los cambios buscaban promocionar oficiales jóvenes para crear una fuerza leal al presidente.

Lugo, quien había renovado la cúpula militar por última vez en noviembre de 2009, dispuso además otros cambios como un nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto, presidente de la Corte Suprema de Justicia Militar y director de la Academia Militar.

Este lunes cambió a los comandantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

El Congreso debe aprobar los ascensos militares solicitados por el gobierno y los oficiales de mayor jerarquía deben ser de una promoción académica anterior a la de sus subordinados, algo que muchas veces obliga al paso a retiro de los altos mandos.