Asunción. El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, reivindicó la transparencia de su gestión y se distanció del escándalo de corrupción que llevó a la remoción del comandante de la policía nacional.

"Lo que este gobierno está demostrando es que cuando ocurre algo, reacciona", aseguró Cartes en una entrevista que publica hoy sábado el diario Última Hora de Asunción, la capital paraguaya.

"Le llamo gobierno al Ejecutivo y a sus ministros, y en ese ámbito, gracias a Dios, no hemos tenido ninguna denuncia de corrupción", enfatizó.

Un cambio en el sistema en la provisión de combustible de la firma estatal Petropar destapó un escándalo de corrupción en la policía y disparó esta semana en la remoción del comandante de esa fuerza.

"Estamos apostando a la transparencia" y "a través de los controles se están descubriendo cosas que son muy antiguas. Demostramos que si descubrimos algo, tomamos decisiones", agregó Cartes.

Paraguay tiene el mayor nivel de percepción de corrupción, según la organización Transparencia Internacional.

Por otra parte, el mandatario reafirmó su respaldo al ministro del Interior, Francisco de Vargas, cuestionado por dirigentes opositores y del oficialismo.

"Si sacamos dos departamentos: Amambay y Canindeyú, el índice de homicidios en Paraguay tiene niveles de países nórdicos", sostuvo.

Para Cartes, "hoy se esclarecen los crímenes" que antes quedaban impunes.

"Hay que ver qué dicen las estadísticas y la seriedad que tiene su trabajo. Por eso tiene todo mi respaldo el ministro", aseveró al periódico asunceno que hoy da a conocer la primera parte de la entrevista.

Cartes, un empresario millonario de 58 años, asumió el 15 de agosto de 2013 llevando nuevamente al poder al tradicional Partido Colorado luego de un periodo en la oposición.