Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, dijo este viernes que había superado el cáncer y se encontraba sano para dedicarse enteramente a sus funciones, luego de que estudios médicos practicados en Brasil ratificaron sus buenas condiciones de salud.

Las declaraciones de Lugo fueron al llegar a Paraguay procedente de Sao Paulo, donde se encontraba desde el miércoles para realizarse exámenes y aplicarse una medicación que, según explicó, recibirá cada dos meses por los próximos dos años antes de ser declarado curado completamente del cáncer.

El mandatario, de 59 años, fue diagnosticado en agosto de un linfoma No Hodgkin con compromiso óseo y fue sometido a seis sesiones de quimioterapia en el hospital Sirio-Libanés de la ciudad brasileña en un lapso de cuatro meses, tras las cuales el linfoma tuvo una remisión completa, según explicaron los médicos.

"La pesadilla ha pasado", dijo Lugo en una rueda de prensa en el aeropuerto minutos después de llegar a su país.

"Les puedo asegurar que ese mal, el linfoma No Hodgkin, por lo menos en la persona del Presidente de la República está superado. El Paraguay se merece, desea tener un presidente sano que se dedique enteramente a su función y creo que en este momento lo tenemos", agregó.

El informe médico del hospital Sirio-Libanés dijo que "el paciente presenta buenas condiciones clínicas".

Lugo agregó que se sentía sano y rejuvenecido tras superar "un vía crucis que ha llegado a buen puerto" y que esperaba otro año de bonanza económica en el 2011 para el país que el año pasado tuvo un crecimiento histórico de 14,5%.