Asunción. Este domingo fue dado de alta el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, luego de recibir su quinta sesión de quimioterapia, parte de su tratamiento contra el cáncer linfático que lo afecta, informó la ministra de Salud Pública, Esperanza Martínez.

Lugo se retiró del hospital privado al que había ingresado la mañana de este domingo, luego de votar en las elecciones municipales que se realizan en el país, con rumbo a la residencia oficial, donde descansará.

"El presidente no presentó ningún inconveniente; tras dormirse por un buen tiempo recibió un antialérgico para retirarse a su residencia a descansar y esperar los resultados finales de los comicios municipales", señaló la ministra a la salida del hospital privado Migone, de la capital paraguaya.

El mandatario recibirá su última dosis de quimioterapia el 28 de noviembre, en su tratamiento por el cáncer linfático en la ingle, tórax y tercera vértebra lumbar que le fuera detectado en agosto pasado.

Este domingo, más de tres millones de paraguayos acudirán a las urnas para elegir alcaldes y legisladores comunales por los próximos cinco años.