Asunción. El mandatario paraguayo, Fernando Lugo, cambió sorpresivamente a los ministros de Defensa, Interior y Obras Públicas y Comunicaciones, en momentos en que se discute la conveniencia de enmendar la Constitución para permitir la reelección presidencial.

Los cambios no fueron bien visto por un sector del Partido Liberal, el mayor de la coalición oficialista, y podrían profundizar aún más las disputas internas en la alianza.

El director de información de la presidencia, Rubén Penayo, dijo el viernes que saldrán del gabinete Rafael Filizzola y Efraín Alegre, colaboradores de Lugo que ocupaban sus cargos en el despacho del Interior y de Obras Públicas, respectivamente, desde el inicio del gobierno en agosto del 2008.

Mientras que actual ministro de la Defensa, Cecilio Pérez, pasará a la cartera de Obras Públicas y Comunicaciones y a cargo de las fuerzas militares y la seguridad del país quedará el general retirado Luis Catalino Roig, quien fue comandante del Ejército.

El ministerio del Interior será ocupado por el comisario retirado Federico Acuña.

"Estos tres son los cambios, juran hoy al mediodía y el presidente estará dando un breve mensaje acerca de los relevos", dijo Penayo sin dar detalles.

Las modificaciones se producen en momentos en que dirigentes del ala izquierda de la coalición oficialista llevan a cabo una campaña de recolección de firmas para solicitar al Congreso que apruebe una enmienda a la Constitución que permita la reelección presidencial.

La iniciativa provocó roces entre los integrantes del gabinete y dirigentes de partidos de izquierda reclamaron públicamente a los ministros que estaban en contra de la misma que presenten renuncia.

Lugo dijo días atrás a periodistas que no quiere ser reelecto y que reestructuraría su gabinete en agosto.

Filizzola y Alegre expresaron en reiteradas ocasiones su desacuerdo con la posibilidad de enmendar la carta magna para introducir la reelección por considerarla inconstitucional.

Sin motivos, por ahora. "El presidente dirá en su momento cuáles son los motivos (del cambio). Nuestras relaciones políticas con el Gobierno y el presidente son muy públicas, los puntos en los que estamos de acuerdo y en los que tenemos discrepancias, ustedes saben", dijo Alegre, quien volverá a ocupar una banca en el Senado en representación del Partido Liberal.

Filizzola, un ex parlamentario de un pequeño partido de centroizquierda, y Alegre, han sido nombrados como posibles candidatos para la presidencia de la República en las próximas elecciones del 2013.