Sao Paulo. El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, recibió este viernes el alta del hospital de Sao Paulo donde estaba internado tras ser sometido a exámenes y a un tratamiento contra el cáncer.

Según el informe médico del Hospital Sirio-Libanés, "el paciente presenta buenas condiciones clínicas".

El presidente paraguayo estaba internado desde este miércoles para realizarse exámenes y aplicar el medicamento de su tratamiento, según informó el hospital.

Exámenes médicos confirmaron que el cáncer linfático del mandatario está en "remisión completa".

Lugo, de 59 años, se encuentra en Brasil desde el domingo. En agosto le fue diagnosticado un linfoma no Hodgkin con afectación ósea y debió someterse a un tratamiento con quimioterapia por cuatro meses.

Deberán pasar dos años para que los médicos lo puedan declarar curado.