Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, cambió este lunes a los comandantes del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, destituyendo a una cúpula que estuvo en funciones menos de un año, dijo un portavoz militar.

El relevo ocurre un mes después de que Lugo reemplazara al ministro de Defensa, Luis Bareiro Spaini, un polémico funcionario que originó un roce diplomático con Estados Unidos, y en momentos en que busca fortalecer la relación con el país del norte.

Lugo renovó la cúpula militar por última vez en noviembre de 2009.

Lugo, quien se encuentra luchando contra un cáncer linfático y busca apoyo político para renovar el Poder Judicial y avanzar en su plan de reformas, se reunió este fin de semana con el secretario de Estado adjunto para el hemisferio occidental de Estados Unidos, Arturo Valenzuela, durante una visita a Chile.

Nombramientos interinos. El presidente nombró como comandantes interinos del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea al general Darío Cáceres, al contraalmirante Juan Carlos Benítez y al general Miguel Crist, en reemplazo del general Bartolomé Pineda, el contraalmirante Egberto Orué y el general Hugo Aranda, respectivamente.

Además designó comandante interino del Comando Logístico y jefes del Estado Mayor del Comando Logístico, la Fuerza Aérea, el Ejército y la Armada, dijo a Radio Primero de Marzo el director de comunicaciones de las Fuerzas Armadas, coronel Luis González.

González declinó comentar el motivo de los relevos.

Lugo, quien había renovado la cúpula militar por última vez en noviembre de 2009, no cambió al comandante de las Fuerzas Militares, el cargo más importante en la fuerza después del suyo.