EE.UU.- Como una manera de responder a las sanciones impuestas por Estados Unidos por la detención del pastor Andrew Brunson, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció este sábado que se congelarán los bienes que supuestamente tienen en ese país los secretarios de Estado del Interior y de Justicia de EE.UU.

"Hoy di instrucciones a mis colegas para que congelen los bienes que tengan los ministros de Justicia y de Interior estadounidenses en Turquía, en caso de tener algunos”, dijo el mandatario durante un congreso de la sección femenina del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), según informa la cadena NTV. "La última medida de EE.UU. contra Turquía es una gran falta de respeto", añadió Erdogan.

Esto, después de que el Gobierno estadounidense aprobara este miércoles sanciones contra los ministros turcos de Interior, Süleyman Soylu, y de Justicia, Abdülhamit Gül, por su papel esencial en el caso Brunson. Con ello se congelan todos sus bienes en Estados Unidos al tiempo que se prohíbe hacer cualquier negocio con ellos. De esta forma, Erdogan rompió con dos días de esfuerzos diplomáticos para zanjar de manera amistosa las tensiones causadas por la detención de Brunson.

¿A quién sancionó realmente?. Brunson es un pastor estadounidense que vive hace 20 años en la provincia turca occidental de Esmirna. El religioso fue detenido hace casi dos años acusado de tener vínculos tanto con el PKK, la guerrilla kurda de Turquía, como con la cofradía del predicador islamista Fethullah Gülen, al que Ankara considera terrorista y al que achaca el fallido golpe de Estado de 2016. Si bien Brunson pasó la semana pasada a estar bajo arresto domiciliario, Washington exige su liberación completa.

Erdogan dijo que Washington hace uso de un lenguaje "de amenazas y sanciones tontas" y declaró que el presidente Donald Trump está siendo engañado por círculos "evangélicos, sionistas" en Estados Unidos. Además añadió que Ankara espera poder llegar a una solución rápida. "Los canales diplomáticos trabajan muy intensamente", aseguró y destacó que espera que Estados Unidos entre en razón lo antes posible.

No quedó claro quiénes son exactamente los sancionados por Ankara, pues en Estados Unidos el secretario del Interior tiene otras competencias que en el resto del país y el Departamento que en realidad tiene la competencia de las seguridad interna es el de Seguridad Nacional.