Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, se refirió a la “crisis” de los medios escritos, a los pedidos de las empresas para que se rebajen los aportes patronales (a los mismos niveles de antes de la reforma tributaria) y se quejó del tratamiento de algunas noticias por parte de los medios.

Dijo que la “prensa ha tenido siempre gran importancia en la construcción del pensamiento y hasta, en parte, de la cultura nacional”, pero que “está sintiendo el cimbronazo de los cambios que se están dando en materia de comunicación en el mundo”.

“Es curioso, pero hay que reconocer que la prensa cada vez se lee menos pero sigue constituyendo el fogón de las noticias o de la información. Hace el trabajo de base sobre el cual se construye buena parte del esfuerzo informativo audiovisual que, en realidad, es el que llega y se desparrama a las multitudes”, dijo Mujica en su audición Habla el Presidente de radio M24.

Explicó que en la crisis de 2002 a los medios escritos se los exoneró de aportes patronales, “que no significan una panacea, pero que tiene su importancia en los costos globales”.

“A raíz de la reforma tributaria de 2007 -agregó-, la prensa entró a pagar el 7%, mientras que los medios audiovisuales, que pagaban el 12%, quedaron pagando el 7%. En buen romance, (los medios escritos), que corren de atrás, se perjudicaron y los otros se beneficiaron”.

Críticas. Pero más allá de plantear la situación, Mujica pasó un mensaje en reclamo del tratamiento de la información.

“Sí, nos preocupa enormemente que la crisis presupuestal de los medios escritos tiende a rebajar enormemente la calidad del producto y porqué no a sustituir a veces información con invención y a sustituir el verdadero trabajo por vuelos imaginativos”, dijo el presidente uruguayo.

“Algo tendríamos que hacer, lo que sí queremos señalar es que cuando la seca es grande todos los animales aparecen en las fuentes, todos. Los que tenemos biología tenemos una sabia conducta animal de luchar por preservarnos y resulta natural que la prensa acuda al presidente de la República a plantearle sus dificultades”

Además, fue explícito en sus molestias y utilizó el ejemplo del caso del arsenal de Saúl Feldman y creó gran polémica en plena campaña electoral.

“Nosotros tenemos el deber de escuchar a todos” y “de ser pacientes y constructores, pero somos también, a pesar de ser presidente, criaturas humanas y, por ser humanos, tenemos memoria y nunca (nos vamos) a dejar embozalar por la memoria, pero recordábamos que hace pocos días, por ejemplo, la Justicia liquidó el caso (Feldman) y allí estuvieron los resultados. Prácticamente ni se difundió y nosotros recordamos que hace unos meses, en plena campaña electoral, cómo jugaron estas cartas con qué intención, cómo se magnificaron, y tenemos que cuidar a la prensa, pero también tenemos que cuidarnos y hacer esfuerzos inusitados, esfuerzos no solo por la independencia de la prensa, sino por amor a la verdad que es, en definitiva, el único valor perdurable en todo esto”, dijo Mujica.