Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo este martes que está tranquilo tras confirmarse que el oficialista Frente Amplio (FA) ratificó en las elecciones del domingo la mayoría en ambas cámaras del parlamento.

"La mayoría parlamentaria me da tranquilidad porque constaté que hasta hoy la política de diálogo no fue posible", comentó Mujica a la radio local Universal.

Para el mandatario el diálogo "se fue cortando por parte de ellos" con una actitud deliberada "de no construir políticas nacionales".

El sucesor de Mujica surgirá de un balotaje el 30 de noviembre entre Tabaré Vázquez (FA) y el opositor Luis Lacalle Pou (Partido Nacional, PN), luego que el primero obtuviera el domingo el 47,8% de los votos y el segundo el 30,9%.

Mujica opinó que el actual escenario político de un electorado dividido en dos grandes bloques ideológicos durará varios años.

"A veces tendrá uno más, dos más, tres más, pero jamás va a ser concluyente porque el dibujo político expresa en el fondo el mosaico en materia de clases sociales, de sectores, de gente que pertenece a la nación", indicó.

"Y no queremos otro camino que tratar de encontrar términos medios", aclaró el gobernante.

El ganador de la segunda vuelta asumirá el 1 de marzo de 2015.