Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, dispuso el relevamiento –que se concretará en los próximos días- del coordinador de Inteligencia, Augusto Gregori, informó este jueves el semanario Búsqueda.

La decisión del mandatario coincide con la difusión de un comunicado sobre un presunto video en el que supuestos militares amenazan a jueces y fiscales que tramitan expedientes vinculados a delitos cometidos durante la dictadura.

A fines de 2010, Mujica manifestó su disconformidad con los resultados del trabajo de la oficina a cargo de Gregori, consignó el semanario. La publicación indica que en noviembre del año pasado Mujica concluyó que “es imposible llevar adelante la función” del coordinador de los servicios de Inteligencia del Estado, porque éste no cuenta con la “colaboración” de los distintos organismos que realizan esas tareas, los cuales, según el presidente, padecen la “enfermedad” de ser “muy celosos” de su trabajo.

Gregori es un viejo militante tupamaro que asumió el cargo hace un año. Antes se había desempeñado en la Dirección Nacional de Aduanas y en el Ministerio de Defensa.

El cargo de coordinador de Inteligencia fue creado en la ley de Presupuesto de 2005. El ex presidente Tabaré Vázquez, luego de ofrecer la tarea al general Hebert Fígoli y al ex subsecretario de Interior Juan Faroppa, optó por dejar vacante el cargo.

Búsqueda indica que la designación de Gregori produjo recelos no solo en la comunidad de Inteligencia, sino que además la oposición se quejó de la supuesta falta de control parlamentario de la función.

Durante su gestión, Gregori no formuló declaraciones ni asistió al Parlamento.