Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó este domingo los "buenos resultados" obtenidos durante el proceso de diálogo celebrado con la oposición local los días 11 y 12 de noviembre en Caracas.

Durante su programa semanal, Maduro afirmó que las conversaciones que llevan a cabo el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y representantes de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD, derecha) "comienzan dando buenos resultados".

De acuerdo con el jefe de Estado, "el diálogo es el camino" que ha impulsado su administración para "con todos y con todas", a fin de solucionar los problemas políticos, económicos y sociales que afronta la nación suramericana desde 2014.

"Las grandes mayorías de nuestro país quieren diálogo, paz, que nos comuniquemos, que se vayan atendiendo los problemas estructurales", enfatizó el dignatario Maduro, al subrayar que ese es el propósito desde la instalación de la mesa el pasado 30 de octubre.

Aseguró que la población de este país caribeño "sabe que hay dos modelos en pugna", por un lado, precisó, se encuentra el modelo de la "Revolución Bolivariana, socialista" y, por el otro, "el de la derecha del capitalismo".

La víspera, tras dos días continuos de discusiones en presencia de representantes del Vaticano y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el gobierno y la oposición local anunciaron una serie de acuerdos para mejorar la situación venezolana.

En ese sentido, las partes convinieron, como primer punto, avanzar en el marco de la mesa económico-social y "trabajar conjuntamente para combatir el sabotaje, el boicot o agresión a la economía venezolana", que hoy es golpeada por una inflación de tres dígitos.

Como segundo punto, en el aspecto político, decidieron trabajar en la superación de la situación de "desacato" de la Asamblea Nacional (AN, Congreso), de mayoría opositora, al dictamen del Poder Judicial sobre la reincorporación de diputados de Amazonas (sur).

"En ese sentido, se acordó instar a los poderes públicos competentes a actuar en la resolución de la situación del caso Amazonas en términos perentorios", con miras a la celebración de nuevos comicios parlamentarios en esa entidad, que hoy no cuenta con parlamentarios en el Congreso.

El tercer tema es "el resguardo de la soberanía nacional", por lo cual, de manera "unánime", acordaron la "defensa de los derechos legítimos e inalienables de Venezuela sobre la Guayana Esequiba, en defensa del Acuerdo de Ginebra de 1996".

Mientras, en el cuarto punto adoptaron la declaración conjunta  "Convivir en paz", y en el quinto decidieron "reforzar y consolidar institucionalmente el diálogo", por lo que "se decidió incorporar a la mesa a un gobernador" de oposición y otro oficialista.

Según indicaron los representantes del chavismo y de la oposición, el próximo 6 de diciembre se realizará la tercera plenaria, con miras a evaluar los adelantos del diálogo que persigue una solución a la crisis que atraviesa esta nación suramericana.