Rio de Janeiro. El presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, no postularía a una banca en el Senado, dijo este viernes el ministro de Planeamiento, Paulo Bernardo, lo que indica que el funcionario podría permanecer en el cargo hasta el fin de su mandato en diciembre.

Bernardo dijo a periodistas en Río de Janeiro que el presidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, desearía que Meirelles se mantenga en su cargo como jefe del Banco Central hasta fines de año, cuando vence su mandato.

El jueves, Meirelles reiteró que decidirá si se postulará o no a un cargo público sólo a fines de marzo y que su preocupación principal sigue siendo el Banco Central.

Sus comentarios ayudaron a disipar preocupaciones entre inversores de que Henrique Meirelles pudiera dejar el banco para emprender una carrera política antes de las elecciones generales de octubre, que a menudo es un período de altibajos en los mercados locales.

"Me dijo que no va a postular a gobernador y ya me dijo que no competirá en la carrera al Senado", dijo Bernardo en referencia a Meirelles.

Cuando le preguntaron si una de las opciones de Meirelles era el Senado, Bernardo respondió "No creo, eso es lo que me dijo".

Medios locales han informado que Meirelles también podría postular a un sillón en el Senado o a la vicepresidencia de Brasil en una fórmula electoral con la jefa de Gabinete, Dilma Rousseff, la precandidata presidencial del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

Meirelles, ex vicepresidente global del banco FleetBoston, descartó postular a gobernador por el estado de Goiás, del que es oriundo.

Elogio presidencial. Lula declaró a un periódico local en una entrevista publicada el viernes que quiere a Meirelles en su cargo "hasta el último día de mi mandato".

"Su actuación al mando del banco (central) merece todo tipo de elogios (y) ha sido clave para controlar la inflación", afirmó el primer mandatario, quien agregó que la eventual salida de Meirelles para postular a un cargo público en las elecciones es "una decisión personal".

Meirelles, el presidente del Banco Central de Brasil que ha estado más tiempo en el cargo, ha sido mencionado por inversores locales y extranjeros como el responsable de ayudar a estabilizar la economía, que estaba al borde del incumplimiento de pagos cuando asumió su cargo en enero del 2003.

Sus políticas ayudaron a bajar la inflación de 12% en 2002, a 5% en la actualidad.

También ayudó al gobierno a refinanciar la mayor parte de su deuda, mejorando los términos y extendiendo los vencimientos.

Durante su mandato, la moneda local, el real, ha registrado una fuerte apreciación ante el dólar y el gobierno ha acumulado más de US$240.000 millones en reservas internacionales.

Más temprano el viernes, Bernardo publicó en su página de Twitter que Meirelles había prometido permanecer en el Banco Central hasta al menos principios de 2011.

"Ayer Meirelles fue al confesionario del presidente Lula y renovó su contrato por otra temporada. Me gustó", escribió Bernardo.

Las operaciones en la mayoría de los mercados financieros de Brasil seguramente será reducidas el viernes, dado que este fin de semana comienza el Carnaval en el país.