El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo este viernes que tiene un plan de reemplazo en caso de una posible renuncia o censura en el Congreso de su ministro de Economía, criticado por presuntas presiones para favorecer un contrato.

El ministro de Economía, Alfredo Thorne, estaba el viernes en el Congreso explicando las supuestas presiones al jefe de un organismo fiscalizador para obtener luz verde en la construcción de un aeropuerto de US$520 millones.

En el Congreso -dominado por la oposición- varios legisladores han afirmado que si Thorne, un exejecutivo del JP Morgan, no convence con sus explicaciones, presentarán un pedido para censurar al ministro y con ello forzar su dimisión.

"Estamos todos un poco pendientes de lo que pasa en el Congreso porque si no funciona bien esto, tendremos que hacer otras cosas, tenemos un plan de reemplazo en caso de que lo peor ocurra, pero no creo que ocurrirá", dijo Kuczynski durante una cita con alcaldes distritales en el Palacio de Gobierno.

En su presentación ante el Parlamento, Thorne rechazó haber ejercido presiones. "Jamás se me ocurriría condicionar montos adicionales al presupuesto de la Contraloría para obtener un informe favorable para ningún proyecto de inversión", dijo.

El Congreso peruano es dominado por el partido populista de derecha Fuerza Popular del expresidente Alberto Fujimori, que tiene 72 de los 130 escaños de la legislatura.

Según audios difundidos este mes por la local Panamericana TV, Thorne habría presionado al contralor Edgar Alarcón para que diera luz verde al contrato para construir un aeropuerto en el Cuzco, que finalmente fue cancelado por irregularidades y provocó la renuncia del ministro del Transporte.

El escándalo ha golpeado al presidente Pedro Pablo Kuczynski. Según un reciente sondeo el apoyo a su gestión cayó a un 39 por ciento en junio desde el 43 por ciento de mayo.